Principales KPIS para medir los resultados en logística

cogesa kpis resultados logistica

Para controlar y medir los resultados, y evaluar así si se está llevando a cabo una logística eficiente y de calidad, es necesario atender a determinados indicadores que nos muestran si se cumplen o no con los objetivos marcados. De ahí la tan famosa sentencia de “lo que no se mide, no se puede controlar”.

Es lo que llamamos KPIs (Key Performence Indicators), indicadores que sirven de métrica del desempeño para cuantificar y evaluar el correcto funcionamiento no sólo de una organización sino del conjunto de los procesos de la cadena logística: recepción, almacenamiento, inventario, transporte, distribución, entregas, facturación… Unos indicadores que Cogesa, encargada de la logística sanitaria en multitud de hospitales de España, tiene en cuenta para medir y evaluar su desempeño.

¿Por qué marcar unos KPIs o indicadores de desempeño?

Contar con unos criterios de evaluación nos permite llevar a cabo acciones correctivas sobre los errores registrados y poder llegar a los resultados esperados. Asimismo, cuando se observa que se cumple de buen grado y de manera establece determinado indicador, esta información también nos sirve para poder aumentar determinados ratios.

De este modo, el análisis continuado de un conjunto de indicadores permite la mejora continua, a través de un proceso de retroalimentación que permite ir ajustando en tiempo real a medida que se observa el progreso de la actividad logística. La función de control y verificación es, por tanto, esencial.

¿Para qué sirven los KPIs?

  • Parametrizar las actividades logísticas.
  • Medir cuantitativamente los resultados obtenidos.
  • Identificar nuevas necesidades y mejoras.
  • Proyectar logros en función de objetivos.
  • Potencializar las acciones del área comercial.
  • Conocer la capacidad de acción real de la compañía.
  • Comparativa con otros agentes del sector (benchmarking externo)

Gracias a la implementación de unos KPIs, conseguimos un aumento de la competitividad de la empresa, así como de los niveles de calidad y productividad. La compañía consigue, asimismo, una reducción no sólo de los errores o problemas operativos, sino también del gasto total, mejorando el rendimiento de todos los elementos y activos que forman parte del proceso logístico y optimizando el servicio. El fin último, la satisfacción del cliente.

Qué tener en cuenta para establecer los KPIS de la gestión logística:

Los KPIs o indicadores de rendimiento deben definirse en línea con la misión de la compañía, atendiendo así los parámetros de la estrategia.

Los KPIs deben permitir la comparación con la competencia, ofreciendo datos cuantificables, extrapolables y coherentes con los objetivos marcados. Asimismo, es necesario marcar la periodicidad de análisis, en función de los objetivos y acciones, para realizar la comparativa.

Se definirán los indicadores en base a un modus operandi, es decir, los KPIs deben ir enfocados a la actividad logística global, de manera que el equipo de profesionales busque mejorar los resultados, a través de datos atribuibles y realistas.

Cómo implantar un indicador de desempeño:

1.- Identificar el proceso logístico a analizar.

2.- Definir el objetivo a medir y sus variables.

3.- Recoger la información y datos.

4.- Cuantificar variables.

5.- Comparar resultados con el indicador y con el resto de indicadores –competencia interna-.

6.- Realizar modificaciones para la mejora de dicho resultado.

7.- Utilizar para competencia externa.

Algunos de los KPIs principales en las diferentes fases de la gestión logística

Abastecimiento y producción

  • Costes de abastecimiento total y unitario.
  • Rotación de producto terminado.
  • Rotación de inventario de materias primas.
  • Plazo de aprovisionamiento.
  • Nivel máximo de producción y la capacidad de producción utilizada.
  • Rendimiento de equipos.
  • Costes de control de calidad.

Almacenamiento/Inventariado

  • Costes de almacenamiento e inventario total, así como el coste de almacenaje por unidad.
  • Coste del mantenimiento y control de inventario y almacén.
  • Estado del almacén e inventario.
  • Porcentaje de ocupación de almacenes.

Distribución

  • Costes de transporte y de exportación si hubiera.
  • Porcentaje de coste de transporte sobre total de ventas.
  • Estado de transporte y distribución.
  • Productividad de volumen movido.
  • Relación porcentual entre costes de distribución y total de ventas.
  • Nivel de entregas a tiempo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s